lunes, 26 de mayo de 2014

NUNCA AMANECE





Le he robado una madrugada al sueño.
He abierto los ojos a la oscuridad candente
preñada de silencios furtivos.

He escuchado las notas  del misterio al quicio de las horas
en que el mundo duerme a su pesadilla.
He levantado mi mirada allende la vigilia trasnochada
para no ver más lo de siempre,
para despreciar los aprecios mecánicos
infectados de costumbre.

Esta oscura noche que cercena razones y lógicas
con afilados dientes
he sabido de mí,
he creído en ti.

He muerto al personaje sobreañadido a la incomodidad de confrontarse.
He nacido a la nada que se desliza opulenta
en esos momentos hurtados al tiempo.

El obrero se aplica en la originalidad.

Nunca amanece.



 Del poemario: "El espejo se mira en mí"




Indiana Om

© Todos los derechos reservados                                





2 comentarios:

  1. Robar horas al sueño
    para inocular a la noche
    una luz de endimiento.
    Hay esperanza.

    Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...